Ya pescamos nuestro Halibut.

Después de esperar todo el día a que calmase el viento por fin a las 20:00H el mar se quedo como un plato, preparamos los bártulos y a pescar.

Parecía nuevamente que era un lago y no el mar, pusimos rumbo al interior del fiordo y a pescar, al minuto de lanzar ya tenía enganchado un Halibut que hacia cantar el carrete sin parar y después de una breve lucha se rompió el hilo, mala suerte, minutos mas tarde Manu engancho otro que siguió la misma suerte.

Entre estas picadas el resto del grupo sacaba bacalao de buen tamaño, de repente la caña de Manu vuelve a cantar y tras una frenética carrera da la impresión de que se había quedado enganchado en el fondo pero después de hacer la maniobra con el barco vimos que no era enganche sino un hermoso halibut que subimos al barco, con la natural alegría del todo el grupo de llevar los deberes hechos.

Tras esto continuo la pesca mas bacalaos y un par mas de halibut que se fueron tras romper nuestras línea.

Comenzó a entrar la borrasca que estaba anunciada para esta noche, con mas viento y nieve, decidimos volver a la cabaña, era cerca de la 1:00H y no parecía de noche, limpiamos unos lomos de halibut que serán nuestra comida de mañana.

Todos comentamos los lances y concluimos que si volvemos hay que traer mínimo hilo de 60lbs y carretes con frenos competentes.

Resultado del día mas de 30 bacalaos y 1 halibut, os dejo foto de Manu con su captura.

Manu con halibut de 9kg

Deja un comentario