Mal sabor de boca en el Delta

Este viaje no fue lo que esperábamos, llevábamos todos los artificiales que caían en nuestras manos que pusiesen TUNA, cañas de spinning para lanzar artificiales de hasta 120gr, carretes de pesca extrema…

Pero al final solo sacamos entre 60 y 70 Lachas, un pez de la familia de la sardina un poco más grande, 3 palometas blancas y 1 caballa, lamentable pero cierto y no fue porque no se le dedicase tiempo, entre 10 y 12 horas diarias con un sol de justicia y lanzando Popper de 100gr, jig de 90gr, paseantes King size, etc…

En resumen  el primer día ni capturas ni picadas, segundo día por la tarde sacamos todo menos la caballa y el tercer día la caballa. No tuvimos éxito ni en el mar ni en el río apenas había pajareras lo que nos indicaba que apenas habría depredadores en la zona.

Este ha sido uno de los viajes que me ha dejado con peor sabor de boca, está comprobado que no se pueden cerrar fechas para ir a pescar hay que llamar una semana antes para saber si hay pesca o no y así anular la reserva o mantenerla.

En definitiva esto es la pesca unas veces se acierta y otras muchas no pero habrá que seguir intentándolo.

Menos mal que aquí sigue habiendo lubinas aunque no sean de mucha talla.

Os dejo foto de lo que nos hubiese gustado.

Lo que pudo ser y no
Lo que pudo ser y no

Deja un comentario