Hay días que se pescan grandes y otros que se pescan muchas

La pasada semana pudimos salir dos veces con resultados en ambas ocasiones buenos pero diferente en una de las salidas solo sacamos 13 lubinas pero la media era de muy buena talla, mientras que en la otra la talla fue pequeña, siempre por encima de la medida mínima, pero para compensar fueron 28 piezas.

Ambas salidas fueron con amigos que para pescar lubinas solo habían utilizado la técnica del curricán y al terminar la jornada de spinning, todos decían que dudaban a volviesen a salir a por lubinas a curricán.

Les esplique que no siempre se pesca así, pero el hecho de notar las picadas en la mano y llevar material ligero hace que la lucha aunque sea de una pequeña lubina de las de devolver merezca la pena. Las picadas de las grandes son espectaculares, los pequeños carretes silbando soltando hilo en cada embestida hasta verlas aparecer en la superficie con la boca abierta y la espina dorsal erizada.

Al curricán no notas la picada, la ves cuando ya está enganchada, si la pieza es pequeña apenas notas que traes algo, solo las piezas más grandes y para eso no en todas las ocasiones. Aquí las picadas se sienten y si fallan notas como vuelven a intentarlo.

En la salida con Joaquín y Álvaro fueron solo 13 piezas pero había una de 4,3Kg, 4Kg, 3 de 3Kg,  2,5kg y el resto entre 0,5 y 1Kg.

En la salida con Lorenzo y Luis fueron 28 lubinas, 1 jurel grande y 1 pinto, la mejor pieza fue una de 2Kg y el resto entre 0,5 y 1kg.

Bueno en esto de la pesca ya se sabe unos días son diferentes a los otros e incluso hay días de nada.

Os dejo fotos de las pescatas.

lubinasloren

lubunas_grandes

Un comentario sobre “Hay días que se pescan grandes y otros que se pescan muchas”

Deja un comentario