A por las grandes

Frente al curricán las ventajas del spinning o del jigging es que puedes registrar toda la columna de agua y además dedicarle a cada bajo y a cada pecio el tiempo que requieran.

Con el curricán recorríamos grandes distancias y si nos pican en una zona entre pasada y pasada tardábamos una eternidad en volver a poner los artificiales en el mismo sitio para ver si seguían allí, en ese mismo tiempo ahora hemos lanzado en ese lugar más de diez veces, multiplicando así las posibilidades de captura.

Lo que hemos experimentado con estas técnicas de pesca, con la que antes lo intentabas en la rompiente con el spinning o en mucha profundidad con el jigging, es que en lugares alejados de la orilla se pueden hacer pescatas de ejemplares de tallas considerables mientras que antes para sacar una buena pieza podías tardar meses.

En nuestra última salida volví a pescar con Manuel un amigo fanático de la pesca de la lubina a spinning que no creía que se podía salir solo a pescar ejemplares de más de tres kilos y tener éxito, le demostré que con un poco de practica en cada una de las técnicas y conociendo la sonda y el plotter se podía.

Os dejo fotos de Manuel con la pescata que hicimos, tres lubinas de 3kg y dos de 4,5Kg, todas fueron pescadas en una mañana, liberando el resto de capturas.lubinasmanuel

Deja un comentario