Gran Fondo, otro tipo de pesca.

Últimamente estamos probando la pesca de gran fondo, aquí en las Rías Bajas las zonas de pesca están muy lejos de la costa, desde Baiona entre 30 y 35 millas al oeste mientras que en nuestro último viaje a Azores, en este mes de septiembre, navegábamos 2 millas escasas para sacar besugos de cerca de 3 kilos.

La dificultad aquí en nuestra zona es que no solo necesitas la titulación, sino que además necesitas una embarcación despachada para poder ir a esas distancias preferiblemente de dos motores, con todos el equipamiento obligatorio de radiobaliza, lanchas salvavidas, bengalas, emisoras … y el combustible necesario para ir hasta esos puntos calientes donde suponemos que abundan las capturas.

Es una pesca diferente, pescamos a una media de 300 mt. con plomos de mínimo 1 kg. al principio casi ni se notan las picadas, pero poco a poco te vas haciendo con el sistema y comienzas a notar los tirones que vienen de las profundidades.

Sabes qué tipo de pescado subes en función de los tirones que ves en la caña, según sube la preciada carga con el soniquete monótono del carrete eléctrico, tirones fuertes y nerviosos igual a besugo, cuatro tirones abajo y nada más igual a pescado de fondo tipo brótolas, cabrachos o litios.

Es un tipo de pesca en el que no sientes la lucha del pez en la caña, dado que esta no sale del cañero, en muchas ocasiones supongo que los peces se engancharan prácticamente solo y que cuando tú los notas ya estarán enganchados.

En definitiva es otro tipo de pesca y que como todos tiene sus adeptos. Os dejo fotos de pesca en Azores y otra de aquí que hicimos a los dos días de nuestro regreso.

Las nuevas técnicas funcionan

Siempre me ha gustado investigar las nuevas técnicas de pesca que van apareciendo por el mundo adelante y digo mundo por no centrarme en los japoneses que son los reyes en este tema.

Siempre pienso lo mismo si funciona allí porque no va a funcionar aquí, y me lanzo a estudiar qué es lo que hacen, como lo mueven, que señuelos utilizan, que tipo de pescados sacan, que material emplean y entre los catálogos de materiales que utilizan y los videos del YouTube va creciendo mi interés por aprender de forma autodidacta como funcionara esa técnica en nuestras aguas, imagino el movimiento del señuelo, lo pruebo en una piscina, selecciono las zonas en las que probaré…

Ahora estoy probando el slow jigging con los inchikus, kaburas y jig específicos para este tipo de técnica, en mi cumpleaños entre familia y amigos me regalaron la caña y el carrete, una Daiwa Saltist 62HB y un Avet SXJ 5.3. Con esto, mi conocimiento de los fondos y las lecciones en japonés del YouTube, salimos a pescar.

Fui con un amigo que no conocía la técnica y en la primera bajada mientras le estaba explicando cómo era el movimiento con el inchiku me pico la primera pieza una bonita lubina de casi 6kg de peso, la verdad los dos alucinamos del pedazo de animal que acabábamos de sacar, durante la mañana sacamos 3 lubinas más que rondarían el kilo cada una.

Después de este estreno estaba deseando volver a salir a probar y hoy fue el día fui con otro amigo y sacamos en total 5 lubinas (3 fueron devueltas), 1 buen pinto y mi primer abadejo con inchiku de algo más de 1,5kg.

Aquí la gente no prueba nada, hasta que ve a otros que si lo hacen y que una vez que dominan el sistema le sacan sus frutos, entonces todo el mundo se anota y todos quieren aprender sin pasar por el periodo del aprendizaje que en muchos casos es largo y todos quieren que les cuentes para no fallar donde tu fallaste y todos quieren que les digas donde las sacas y….

–          ¿En dónde sacaste eso?

–          En el mar

Os dejo la foto del estreno de la caña y el carrete.

Flojo verano de pesca

Este verano comienzo con una nueva modalidad de pesca que aunque la hemos practicado en algún viaje, de momento no la hemos puesto en práctica en estos mares, es el slow jigging.

Me he armado con una caña Daiwa Saltise 62HB y un carrete Avet SXJ G2 pero de momento aquí solo salen caballas y jureles, he probado con los inchikus y con los jig específicos de slow pero donde no hay, estos artilugios no pescan.

En general según los informes que tengo, está siendo un verano flojo de pesca a excepción de las caballas que pican como locas, pero el pescado de calidad brilla por su ausencia solo algún afortunado que de vez en cuando saca alguna buena pero no es como el año pasado que casi todo el mundo hacia sus buenas pescatas.

En la lonja de Vigo la lubina ha llegado a pagarse a 38€ el kilo síntoma de su escasez también en el sector profesional, habrá que seguir intentándolo porque estoy seguro que algún día llegaran y ese día hay que estar allí para pescarlas.

Técnicas de pesca deportiva, diario, noticias, señuelos, videos, vinilos,pesca de lubinas, viajes y todo lo relacionado con las pesca deportiva desde embarcacion