Primera salida a fondo del 2017

Ahora llega el verano en pleno invierno, ayer 25º C y todavía estamos en marzo, un día sin viento y con el mar como dicen por aquí con una patadita, olas de 1,5mt y bajando.

Recibí una llamada de un amigo para hacerme una consulta y el mismo se extrañó que no estuviese pescando pero tenía que terminar unos temas de esos que siempre tenemos pendiente, pero reflexione a tiempo y pensé y porque no llamo a un amigo cogemos unos bocatas y nos vamos de tarde, dicho y hecho.

Fuimos a hacer nuestra primera salida del año a pescar a fondo, nos dirigimos a unas piedras que ya conocíamos de otros años y allí comenzamos nuestra pescata, desde el principio picaba continuamente pero comían como si no tuviesen ganas, se comían el cebo y aunque enganchabas a algunos muchos se soltaban de camino a la superficie.

Ya a las una de la tarde teníamos unas cuantas choupas y comenzaron a picar más confiados los sargos y las parguetas de forma que la pesca real la hicimos entre la una y las tres y media de la tarde, llegado ese momento dijeron que no querían más y se acabó la pesca.

No nos podemos quejar, día espectacular, 17 Choupas, 11 Sargos y 5 Parguetas.

Os dejo foto con los bichos.  

Capturan un rodaballo de 8 kilos en Baiona

Más información en Telemarinas.com

Cambiando de tercio

Ya está decidido no se vuelve a las lubinas hasta como mínimo finales de marzo, es justo dejarlas criar tranquilamente y no estar sacando bichos llenos de huevas, se deberían vedar hasta la primavera.

Dicho esto ya hemos cambiado los aparejos para ir a por otra especie, que ahora empieza y que aunque diferente igual de divertida, los chocos.

El domingo a las 10:00H estábamos rumbo al pesquero, ahora si quieres ir temprano hay que forrarse de ropa porque hace un frio impresionante, montamos nuestras dos cañas con los pajaritos y para el fondo, ya en la primera deriva sacamos uno y nos picaron dos más que se soltaron.

La cosa no pintaba mal, hubo que echar el ancla de capa porque venían ráfagas de viento del norte que nos llevaban demasiado rápido, ya a media jornada cesaron las ráfagas y cambio la marea, aumentando el número de picadas, estábamos solos en la zona, el frio debe desanimar a los pescadores.

Poco a poco fuimos llenando el cubo, aunque muchos se soltaban por el camino, en una de las picadas Miguel mi compañero saco como no podía ser de otra manera la captura rara del día un calamar y un choco enganchados a la misma potera.

El día fue divertido y las capturas suficientes en total sacamos 17 chocos, 3 calamares, 3 rubios y 1 pulpo de 1,5kg.

Os dejo foto de los dos bichos clavados en la misma potera y de todas las piezas menos el pulpo que seguía vivo.

dos especies una potera

Técnicas de pesca deportiva, diario, noticias, señuelos, videos, vinilos,pesca de lubinas, viajes y todo lo relacionado con las pesca deportiva desde embarcacion