Un año más a Finisterre

Un año más subiremos a pescar a la zona de Finisterre, 3 barcos con 6 pescadores 2 por embarcación.

Este año prolongamos a un día más por si el mar se pone revuelto y nos deja colgados alguno de los días, subiremos el viernes 8 y volveremos el lunes 11.

La previsión a 7 días es que el único día que estará regular será el domingo por la tarde.

Teniendo en cuenta todos los que subiremos las técnicas de pesca serán variadas, curricán seguro pero también se intentara pescar a fondo, vinilo, paseante y jigging. Veremos cuál es la más efectiva.

Bueno ya queda poco, os contare.

Compañero inesperado

El lunes por la tarde tenía la intención de salir a pescar por la ensenada de Baiona y llame al hijo de un viejo amigo para ver si se animaba, dicho y hecho en cinco minutos ya tenía respuesta y compañero.

Salimos sobre las 5 de la tarde y fuimos parando en las piedras que cuando entran sardinillas en la ensenada son querenciosas para sacar como dicen por aquí “algún peixe”. Lance tras lance sin picadas fuimos recorriendo la ensenada.

Ya en la punta de las Estelas, Manuel tuvo las primeras picadas a vinilo, 2 lubinas una de 800gr y otra que fue devuelta al mar, aunque salieron casi seguidas fueron las únicas que picaron, después de estas tanto con vinilo como con minijig solo salían caballas de buen tamaño, sacamos 18.

Viendo que había pequeñas bolas de pescado nos animamos a montar un aparejo de plumillas y rematamos con un par de docenas de jurelitos que serían nuestra cena.

Cenando revivimos recuerdos de historias de pesca, a Manuel lo conozco casi desde que nació, porque yo había sido compañero de pesca de su padre.

Yo empecé a pescar con el padre de Manuel cuando tenía unos catorce años, a mosca con la cola de rata y yendo en tren al río Miño, no teníamos de aquella mucha idea pero ilusión toda la del mundo. Volver a compartir ahora con su hijo esta jornada de pesca fue francamente agradable, gracias Manuel no será la última.

No hay fotos porque ninguna de las capturas lo mereció.

Vareando con Vinilos

El sábado salimos a pescar con la idea de sacer algunas lubinas a curricán y como casi siempre también llevamos nuestras cañas de varear.

La marea estaría bajando aproximadamente hasta las tres de la tarde. Comenzamos en zonas próximas a la costa pero ni picada, ni en el paraguas de vinilos, ni en el hilo plomado, ni en artificiales pequeños, ni en los grandes, así que decidimos sobre una de la tarde acercarnos a Cíes, allí encontramos varias embarcaciones que estaban vareando y nadie a curricán.

Viendo esto decidimos cambiar de arte y ponernos con los vinilos, primera lanzada y una de kilo y medio abordo pero 15 minutos después ya teníamos cuatro lubinas con nosotros y así fue trascurriendo el tiempo deriva tras deriva las lubinas nos seguían picando.

Nosotros veíamos que los que estaban alrededor se iban marchando hasta que nos quedamos solos, pensamos que los demás estaban pescando como nosotros y que al coger el cupo se habrían marchado, pues no fue así, al llegar al puerto pregunte que tal les había ido y aunque sacaron alguna la cantidad no se correspondía con lo que nosotros habíamos pescado.

Esto demuestra que la diferencia de cebo, el tipo de movimiento que se le da al artificial, la velocidad, el peso … que hay entre unos y otros influye de forma concluyente en el resultado.

En tres horas y media sacamos 22 lubinas y se nos fueron 11 más, de las 22 soltamos 4 por no llegar a la talla y trajimos a puerto 18 piezas.

Os dejo foto de esta primera pescata del año vareando con vinilos.

LubinasVinilo

Técnicas de pesca deportiva, diario, noticias, señuelos, videos, vinilos,pesca de lubinas, viajes y todo lo relacionado con las pesca deportiva desde embarcacion