Cambiando de tercio

Ya está decidido no se vuelve a las lubinas hasta como mínimo finales de marzo, es justo dejarlas criar tranquilamente y no estar sacando bichos llenos de huevas, se deberían vedar hasta la primavera.

Dicho esto ya hemos cambiado los aparejos para ir a por otra especie, que ahora empieza y que aunque diferente igual de divertida, los chocos.

El domingo a las 10:00H estábamos rumbo al pesquero, ahora si quieres ir temprano hay que forrarse de ropa porque hace un frio impresionante, montamos nuestras dos cañas con los pajaritos y para el fondo, ya en la primera deriva sacamos uno y nos picaron dos más que se soltaron.

La cosa no pintaba mal, hubo que echar el ancla de capa porque venían ráfagas de viento del norte que nos llevaban demasiado rápido, ya a media jornada cesaron las ráfagas y cambio la marea, aumentando el número de picadas, estábamos solos en la zona, el frio debe desanimar a los pescadores.

Poco a poco fuimos llenando el cubo, aunque muchos se soltaban por el camino, en una de las picadas Miguel mi compañero saco como no podía ser de otra manera la captura rara del día un calamar y un choco enganchados a la misma potera.

El día fue divertido y las capturas suficientes en total sacamos 17 chocos, 3 calamares, 3 rubios y 1 pulpo de 1,5kg.

Os dejo foto de los dos bichos clavados en la misma potera y de todas las piezas menos el pulpo que seguía vivo.

dos especies una potera

Primera pescata 2017

Aprovechando el buen clima que seguimos teniendo en Galicia, el día 7 salí con mi cuñado a pescar lubinas, a mi ya no me entusiasmaba la idea dado que en estas fechas se sacan pocas y muchas de ellas llenas de huevas.

El decía que tenía información de otros pescadores que habían ido y habían cogido como dicen por aquí “peixe”. Bueno pues a ver si es verdad, 7:30H para ir al barco repostar y que la salida del sol no de ya casi en el pesquero, pleamar a las 11:40H.

Al poco de llegar cuando el sol empezó a salir sacamos la primera y a los quince minutos la segunda y una hora más tarde la tercera y con esto se acabaron las lubinas y aunque seguimos intentándolo hasta las 14:00H ni picada.

Por informaciones de otros barcos que había en la zona (muchos para mi gusto 11) la pesca les fue igual o peor que a nosotros. Las 3 lubinas nuestras eran 1 de 0,7kg y 2 de 1,5kg.

Deberían de vedar la lubina de diciembre a abril, así las dejaríamos criar tranquilas pero como hay demasiados intereses por parte del sector profesional, sobre todo en navidad, no se hará nada.

Después de dejarnos el brazo con los vinilos, decidimos ir a por unos jurelitos que siempre son divertidos de pescar con las metralletas. De camino nos cruzamos con un montón de delfines que posiblemente fuesen la causa de tan pocas picadas, en la zona de pesca había cientos.

Una vez localizada la mancha comenzamos a sacar las ristras de jureles, derivábamos y volvíamos de nuevo al punto inicial un vez y otra hasta que en una de las pasadas clavamos algo que tiraba mucho más que los jureles, al principio se veía subir del fondo una mancha marrón, lo que nos hizo pensar en un pulpo pero tal como fue subiendo vimos que era un San Martiño de unos 2,5Kg.

Es el primero que pescamos, felicitaciones, fotos de rigor y de nuevo a los jurelitos a las 16:30H estábamos ya de regreso en el puerto.

Os dejo foto con San Martiño.

San Martiño

Despedida al 2016

Para despedir el año una salida a los besuguillos. Teníamos algunas marcas que queríamos probar y justo antes de finalizar el año vino uno de esos días en los que no había ni corriente, ni viento, con lo cual podríamos salir e intentar pescar en varias marcas sin tener que echar el rizón.

Fui con mi hijo Luis que en estos días estaba de vacaciones, preparamos nuestras cañas con sus carretes eléctricos, caballas como cebo, aparejos de hijuela larga de cuatro anzuelos y para allá nos fuimos, a pescar en zonas de unos 90mts.

En nuestra zona no hay grandes piedras en el fondo con lo que nos tenemos que conformar con pequeñas irregularidades del fondo que cambie entre 2 y 3 más, la sonda lo marca pero casi pasa inadvertido en el gráfico.

Los días antes de fin de año en esta zona han sido espectaculares a las 12 de la mañana estábamos pescando en mangas de camisa y aunque en el amanecer y el atardecer pega más el fresquete, en las horas de sol se está de maravilla.

Los bichos no estaban por la labor y aunque cogimos suficientes para una cena navideña, no en todas las marcas picaban, en total sacamos 7 besugos de ración, 2 jureles de campeonato, 2 cabrachos pequeños y 27 fanecas.

Solo fuimos unas 4 horas y prácticamente en todas las largadas hubo picadas, aunque no fueran los deseados besugos.

Para despedir el año no salió mal. Os dejo foto de la pesca.

adiós al 2016

Técnicas de pesca deportiva, diario, noticias, señuelos, videos, vinilos,pesca de lubinas, viajes y todo lo relacionado con las pesca deportiva desde embarcacion